Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Destacados

Terapia Miofascial

El cuerpo humano está envuelto, sostenido, conectado y comunicado por medio de un variado tejido conectivo, que se llama sistema fascial.

Se encuentra bajo la piel (formando el embalaje protector del cuerpo), cubre músculos, tendones, órganos, nervios, vasos sanguineos y huesos)

No es posible mantener un cuerpo saludable sin que exista un sistema fascial saludable.

Las lesiones del sistema fascial son frecuentes. Numerosas veces nos lesionamos sin darnos cuenta de ello. El traumatismo no es necesariamente un golpe, una caída, un accidente; sino que una postura inadecuada en cualquiera de las actividades de la vida diaria también puede significar un traumatismo en el sistema fascial

Una posición inapropiada, repetida numerosas veces o mantenida durante largo tiempo, crea hábitos de comportamiento postural que cambia gradualmente nuestro patrón de movimiento. Esta alteración  postural conduce, primero, al desequilibrio, y luego, a restricciones en el sistema fascial. Con el tiempo, los movimientos se vuelven dolorosos y la función queda limitada.

Etiquetas de la sección

especialidades | miofascial | terapia